Pagan 149 mil dolares por un Campeche

Jose campeche pintura

La pintura “San Germán” del pintor José Campeche es subastada por la casa Bonhams de Londres, el óleo en canvas era parte de una colección en España

Arte Cultura y Entretenimiento | Redacción/ Escrito por Javier Martínez
| Visit [a] Autogiro Facebook

Jose campeche pintura
La pintura San German, ( detalle) oleo en canvas de José Campeche fue subastada recién en Londres por la cantidad de $149.900

Una pintura del puertorriqueño José Campeche y Jordán artista de los siglos 18 y 19 con un estilo Rococó, y quien se dedicaba en su tiempo a la pintura religiosa y de retratos fue subastado por la Casa Bonhams por 149,917 dólares, un sobre estimado de 850% del precio de salida.

La pintura titulada San German ( St. Germain) es un óleo en canvas con unas medidas de 23 5/16 x 17 15/16 pulgadas y está firmada en la parte de abajo a la derecha del cuadro. la información en la página web de la casa de subasta indica que:

José Campeche y Jordán es el primer artista visual puertorriqueño conocido y ampliamente considerado como uno de los mejores artistas rococó de las Américas. Nacido en San Juan, Puerto Rico, su padre, Tomás, que era un esclavo liberado, fue restaurador y pintor de estatuas religiosas y fue una influencia temprana en el interés del joven Campeche en las artes. Campeche fue entrenado por Luis Paret y Alcázar, el famoso pintor de la corte española rococó que fue desterrado a Puerto Rico.

La subasta se realizó el 3 de julio de 2019 y la obra proviene de la Colección de Doña Encarnación Segura Tárrega, San Pedro del Pinatar de España el especialista José Antonio Camara, ha confirmado la autenticidad de esta pintura en una comunicación privado con el propietario en junio de 2019.

La pintura de José Campeche y Jordán (San Juan, Puerto Rico 1751-1809) Saint Germain en esta imagen publicada en la página de la casa de subasta Bonhams fue vendida el pasado verano.

Los precios de obras de campeche rondan los 21 mil a 120 mil dólares dependiendo de sus tamaños, condiciones o temática, se puede ver otras subastas de la obra de Campeche o ( sold at auction prices ) tocando el enlace.

En el año 2017 la casa Sotheby’s subastó un cuadro atribuido a Campeche ( no tiene firma) Retrato de niña, que tenía un precio estimado entre $80,000 – $120,000 lo que parece ser el precio mayor estimado para el artista y que ahora con esta nueva venta o subasta del cuadro St. Germain parece haberlo sobrepasado ( información sin confirmar)





Retrato de niña cuadro atribuido a José Campeche fue subastado en 2017 por Sotheby’s proviene de una colección en Madrid y tiene un tamaño de 53″ x 41″, era parte de la subasta de arte latinoamericano moderno lote 40 y número 105 en su registro.

Comentarios públicos en Facebook

Carlos Martinez Palmer nos comenta

El robo de las tres pinturas de Campeche en la Galería Nacional del Instituto de Cultura Puertorriqueña fue la consecuencia directa de las políticas nefastas del gobierno PNP de Luis Fortuño y de la negligencia crasa de los funcionarios de esa agencia (nombrados por el gobernador Fortuño). Tras la aprobación de la Ley 7 y el despido fulminante de todos los empleados públicos asignados a Galería Nacional, la administración del Instituto cometió el grave error de mantener ese museo funcionando sin el personal indispensable y sin las debidas medidas de seguridad. Para la semana antes del robo, Galería Nacional apenas contaba con una sola empleada que, además de atender el cobro de la entrada, dar una breve introducción sobre las tres salas de exhibición, requería al público visitante dejar todo bulto o cartera grande en el recibidor. Durante la semana del robo, dicha empleada estuvo ausente por enfermedad y al no haber Guías u otros empleados que supervisaran al público dentro de las salas, los cacos entraron al museo a plena luz del día, partieron los candados que aseguraban las obras a la pared y arrancaron las tres pinturas con todo y marco. Como recuerdo de aquella desfachatez, los ladrones colocaron tres rotulitos en la pared, donde informaban que las pinturas habían sido removidas temporeramente por motivo de conservación. Nadie los vio porque no habían empleados asignados para esa labor de supervisión dentro de las salas (empleados que si eran indispensables).No creo que el problema se deba a la institución como tal (el Instituto de Cultura Puertorriqueña); sino a los políticos que tratan a esa agencia como una parcela para dar puestos de carrera a sus batatas incompetentes. ¿Porqué razón el Instituto pudo exhibir sin problema por más de cincuenta años las tres pinturas de Campeche que luego fueron robadas en 2010 de Galería Nacional? ¿Quién dirigía la agencia en esa fecha y quién administraba Galería Nacional? [Carmen T. Ruíz de Fischler/Mercedes Gómez/Marilú Purcel Villafañe] ¿Quién nombró a esas señoras incompetentes? [el Gobernador Luis Fortuño].La versión oficial de las funcionarias incompetentes fue alegar que se trataba de un robo interno, la misma reacción que han ofrecido otras administraciones PNPs del Instituto con iguales casos de robo; en 1999 el Director Ejecutivo José Ramón de la Torre y su Directora de Museos y Parques Sandra Cintrón Goitía, alegaron que el robo de 21 piezas arqueológicas del Museo del Indio (valoradas en sobre $100,000) habría sido una fechoría de empleados de la propia agencia. Pero una auditoría interna de la agencia opinó que el robo ocurrió por la incompetencia de la Directora Cintrón Goitía, que no supervisó embalajes, inventarios, traslados, ni la seguridad del edificio durante varios meses antes del robo. Otro cuento chino es ese el alegar que sólo los empleados del ICP conocen los procedimientos de remover obras de las salas de exhibiciones y de colocar tarjetitas de cartón blanco anunciando el traslado de una obra por motivos de restauración. ¿Acaso na has visto esas tarjetas en tu última visita a cualquier museo del mundo? Los cacos arrancaron las pinturas con todo y marco, rompiendo los pequeños candados que los mantenían asegurados a la pared, y salieron risueños del museo con sus tres Campeches por la incompetencia de los funcionarios que tenían a cargo ese patrimonio. Creer en la ‘versión oficial’ de los incompetentes es facilitar el próximo robo.

Carlos Martinez Palmer
REINA LA IMPUNIDAD EN LOS ROBOS AL ICP

Puedes leer también   Carlos Dávila Rinaldi | Pintura | 2005-2010


La manera de defender nuestro patrimonio es identificando a las funcionarias incompetentes, y a los políticos que colocan a estas funcionarias en los puestos donde tanto daño hacen.
Hace unas semanas, el principal rotativo del país publicó una investigación titulada ‘La increíble historia del robo de dos pinturas de José Campeche que sigue sin esclarecer’, artículo que resalta los once años que han pasado desde aquel robo, valorado en $190 mil, sin que hoy exista rastro alguno de las pinturas desaparecidas. El artículo del Nuevo Día hace referencia a tres pinturas robadas en 2010 del Convento de los Dominicos, sede entonces de Galería Nacional, una dependencia del Instituto de Cultura Puertorriqueña que era dirigida por Marilú Purcell Villafañe, reclutada hacía apenas unos meses por la entonces Directora Ejecutiva de la agencia, Carmen Teresa Ruiz de Fischler. Pero la reseña periodística no indagó muy a fondo las circunstancias de dicho robo, que resultan ser similares a otros hurtos ocurridos anteriormente en la misma agencia; por ejemplo, el robo de otro Campeche en el mismísimo Convento de los Dominicos, ocurrido en 1984, cuando la agencia era dirigida por la misma señora Carmen Teresa Ruiz de Fischler. Un memo del único guardián de turno que existía en aquel momento señalaba que “a eso de las 2:00 de la tarde del sábado desapareció la ‘Virgen Dolorosa’, una pequeña tabla tamaño 10” x 12”, que el Dr. Ricardo Alegría atribuye al magno pintor José Campeche, pintura que había pertenecido originalmente a la colección Junghanns.”
Sin que ello implique adjudicación alguna, estas coincidencias apuntan a unas causas específicas y comunes, o como lo afirmó un editorial del Nuevo Día publicado tras el robo de Campeches en 2010: “el robo de estas tres pinturas no puede convertirse en otro flanco para debilitar y desprestigiar al Instituto de Cultura Puertorriqueña; por el contrario, lo que evidencia es la ausencia de personal de seguridad en esa agencia, y las pocas medidas que tomaron sus funcionarios para proteger con ahínco lo mejor de la obra de nuestros más grandes artistas. Si el Instituto no cuenta con personal suficiente, debido al despido de empleados públicos por la implantación de la Ley 7, y no puede garantizar la integridad de la valiosa colección que alberga su Galería Nacional, es deber de los funcionarios del ICP denunciarlo y emplazar al Gobierno central para que ofrezca ayuda.” Reaccionando al robo de 1984, Ruiz de Fischler dijo en un escueto memo interno: “lamento mucho que esto ocurriera; favor de tomar mayores medidas de precaución para que esta situación no se repita,” y como volvió a repetirse cuatro décadas más tarde, otra Directora Ejecutiva señaló a la prensa: “no descansaremos hasta tener los cuadros [de vuelta]”…aunque hasta hoy no haya rastro de las pinturas desaparecidas.
[Foto: Carmen Torres Rodríguez, Coordinadora de Actividades Culturales, del ICP]

Se pueden incluir imágenes de perfiles en Facebook, la red y otros medios. son utilizadas para ampliar la experiencia del lector. Javier Martínez  es artista multidisciplinario de Puerto Rico

Print Friendly, PDF & Email