Un “Mall” cultural?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblr

Es el momento de re-pensar la cultura y tomar acción para beneficio a largo plazo.


Las ideas que voy a expresar en este post ante los ojos de algunos parecerán contraproducentes dado el clima de impago que tiene el gobierno y que amenaza con paralizar los servicios públicos. Pero es menester el tratar de ver opciones o soluciones permanentes para ciertos enredos en la cultura. Además la vida y la existencia cultural continua.  Tan reciente como en marzo tuvo su apertura un centro comercial privado a un costo de 450 millones, negocio que sus dueños lo vislumbran como un inversión de pago a largo plazo en su desarrollo.

Hace unos meses se inauguró el centro judicial de Caguas, este se construyó a base de una alianza publico/privada.  ¿Su costo? 150 millones, el estado pagará la suma de 1.4 millones por mes en renta a 30 años, esto nos da una suma de 504 millones al finalizar el contrato y como reunirá los tribunales de varios pueblos, así como consolidara procesos los responsables de este conglomerado lo entienden como un buen negocio que permite el funcionamiento de esa rama judicial.

¿Porque no podemos pensar en un modelo similar para la cultura visual?

Mudanza y Re-plantear el uso de los Edificios Antiguos

Creo firmemente que el gobierno y el Instituto de cultura deben pensar en construir un edificio contemporáneo con todas las ventajas ecológicas disponibles para que albergue el Instituto de Cultura y toda la colección que este conserva y que debe exhibir, así como identificar otras dependencias afines de manejo y visita publica que se beneficien con la centralización.  Así todas las actividades que se realizan durante el año en las estructuras antiguas del Viejo San Juan podrían tener cabida en este lugar.

Hemos visto como el Coliseo José Miguel Agrelot, y el Centro de Convenciones han logrado ser eficientes en su proyección con dirección privada (alianzas).  Necesitamos que la cultura visual tenga un espacio imponente, costo-eficiente, generador de dinero (alquiler de anfiteatros, facilidades, exhibiciones, etc) y accesible durante todo el año para la cultura (escuelas, grupos, entidades, cine, teatro) Puede ser un proyecto bandera para que el gobierno se proyecte en el siglo veintiuno como uno organizado, consiente de los retos globales y a su vez aglutinador de todo la innovación y tecnología.

Sugiero que las estructuras antiguas que posee el estado las transforme en lugares para el comercio cultural casual y que estas le dejen al estado, por su alquiler, el dinero para poder mantener estas estructuras viejas.  Con  un plan organizado que prepare los espacios para ser bien utilizados y convocando al empresarismo, artistas y artesanos a entregar propuestas para hacer cultura y negocio en la vieja ciudad.  Lo hemos visto en El Museo de las Américas que aunque les ha tomado tiempo han podido desarrollar su concepto y aun cuando entendemos que necesita crecer, es un gran ejemplo a seguir con las estructuras propiedad del Instituto de cultura.

¿Donde?

Su ubicación es crucial y podría estar en Santurce en un eje que una las Instituciones que allí se encuentran, El Centro de bellas artes, El Museo de Arte Contemporáneo, El Museo de arte de Puerto Rico, El conservatorio de música y el Centro de Convenciones dando la oportunidad de lo que años atrás se le llamó el distrito cultural.

¿Que piensas? Da tu opinión.


Esta nota puede incluir imágenes publicadas en perfiles de Facebook y de la red así como de otros medios, las utilizamos para ampliar la experiencia del lector y citamos su procedencia.  Cualquier inconveniente de parte del artista o autores de las imágenes con este contenido se removerá inmediatamente. Puede comunicarse a: Artegiro[arroba]gmail.com


Javier Martínez es artista multidisciplinario de Puerto Rico. Check this other sites: Tinta(a )Diario / Instagram 


This work is licensed under a Creative Commons license.