En Crisis ¿Abandonaremos a las entidades?

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblr

Ante la falta de liquidez del Gobierno se han retirado aún más los fondos a las entidades culturales.


cultura en la crisis

¿Qué posición tomamos cuando los museos cancelen sus eventos y despidan personal?  ¿Que haremos cuando los eventos de teatro, artes plásticas que convoca anualmente o con regularidad el ICP se cancelen? ¿nos quedaremos con los brazos cruzados?  o saldremos a la calle hacer sentir nuestra voz, haremos obra crítica acerca de ello o dejaremos que todo se hunda sin gritar aunque sea: FUEGO

Creo que es meritorio decir que nuestra vocación se ha tornado un poco obsoleta porque los artistas hemos sucumbido ante la desfragmentación y como gremio o grupo capaz de tener una opinión hemos cedido el espacio totalmente.  Al día de hoy aun con la fuerza que tiene lo visual no somos capaces de provocar en los medios un ánimo de respeto y solidaridad para defender la cultura.  La cultura de todos, no la que se extiende a lo político ( y se que me dirán que es una contradicción lo que comento pues en el fondo se estima que todo es político), pero me refiero a esa experiencia de poder vivir, presenciar actos de cultura.

 

el pasado miércoles 13 de enero de 2016 se dieron estos recortes:

En síntesis, los cortes fueron de $12 millones en el área de salud, $24 millones en seguridad, $4 millones en bienestar social, $10 millones en educación, $19 millones en aportaciones a los sistemas de retiro, $113 millones en el repago de la deuda de la Administración para el Financiamiento de la Infraestructura, $6 millones en el pago de una línea de crédito al Banco Gubernamental de Fomento y $66 millones en otras áreas no precisadas. El Nuevo Dia, miércoles, 13 de enero de 2016

Las sumas eliminadas a educación, bienestar social y áreas no precisadas deben interpretarse como recortes adicionales a las entidades de la cultura que durante el 2015 ya se le habían cortado fondos.  Es por ello que veremos entidades que tendrán que decidir entre cuanto días abren, que exhibiciones se presentan y cuales se cancelaran, así como una disminución en intercambios y eventos públicos.

Es cierto también, que confronta a estas entidades con tomar iniciativas no contempladas o maneras no aceptadas dentro de la dinámica de museos, fundaciones y cooperativas pero que dentro de una crisis se debe entender necesarias para la subsistencia de organismos.

De nuevo la pregunta está servida.  ¿Qué haremos cuando algunos museos, fundaciones, ICP, cooperativas, grupos colapsen? seremos solidarios, ¿daremos la milla extra por ellos?


This work is licensed under a Creative Commons license.